Uno de los colectivos más propensos a las situaciones graciosas es el de los camareros. Sirvan estos chistes sobre el gremio como homenaje a quienes muchas veces nos dan de comer y otras tantas nos hacen reír con sus chistes.

Hay un borracho frente a la playa y grita desesperadamente: ¡Una ballena, una ballena! Y todas las personas salen de la playa, luego viene el salvavidas, y pregunta: ¿Dónde, dónde está la ballena? Y el borracho le dice: No chico, es que se me cayeron dos botellas de ron, ¡Y una va llena!

Hay un borracho frente a la playa y grita desesperadamente: ¡Una ballena una ballena! Y todas las personas salen de la playa luego viene el salvavidas y pregunta: Dónde dónde está la ballena? Y el borracho le dice: No chico es que se me cayeron dos botellas de ron ¡Y una va llena!
¡COMPARTE!
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Pinterest