Era un hombre tan chico, tan chico, tan chico, que cuando se montaba en su coche, en vez de ponerse cinturón de seguridad, se ponia una tirita.

Era un hombre tan chico tan chico tan chico que cuando se montaba en su coche en vez de ponerse cinturón de seguridad se ponia una tirita

¿Quieres más Chistes?
Atrévete con:

La mejor colección de Chistes sobre Exageraciones
Ver más chistes sobre Exageraciones

Hay más de 133 chistes sobre Exageraciones

Los mejores chistes cortos sobre exageraciones Tan exagerado como... un hombre tan gordo que se cayó de la cama por los dos lados! En literatura esta figura se llama hipérbole, y además de mejorar tus habilidades comunicativas puede producir risas de enormes proporciones. Conviértete en Hiperbolista y envíanos tu exageración!

¿Te sabes alguna adivinanza?

¿Quieres colaborar?

Envíanos tus chistes, y si no están en nuestra colección se publicarán con tu nombre.

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Pinterest