Tan exagerdo como… un hombre tan gordo que se cayó de la cama por los dos lados! En literatura esta figura se llama hipérbole, y además de mejorar tus habilidades comunicativas puede producir risas de enormes proporciones. Conviértete en Hiperbolista y envíanos tu exageración!

Era un hombre tan vago, tan vago, tan vago que hasta en su tumba ponía: aquí SIGUE descansando.

Era un hombre tan vago tan vago tan vago que hasta en su tumba ponía: aquí SIGUE descansando
¡COMPARTE!
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Pinterest