Toma una cámara de fotos y llama a tus padres después de aprenderte algunos de los chistes que te proponemos. Cuéntaselos con el disparador preparado y tendrás las instantáneas más graciosas de tus progenitores!!

La mamá le dijo a la niña: - Hola, ¿cómo te fue? - Me fue muy bien, sólo que lloré en la escuela. - Pero hija mía, tú no vas a la escuela tú vas a trabajar

La mamá le dijo a la niña: Hola cómo te fue? Me fue muy bien sólo que lloré en la escuela Pero hija mía tú no vas a la escuela tú vas a trabajar
¡COMPARTE!

– Papi, me aburro

– Papi, me aburro– Desde luego, hijo mío, desde que te pasas el día con el móvil te estás aburrando por momentos. 4

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Pinterest